Que el ejercicio físico mejora la calidad de vida de los mayores es algo que ya nadie duda. La actividad física es uno de los secretos para sentirse y vivir más y mejor. En los mayores, es recomendable consultar a su médico antes de iniciar una actividad para evitar riesgos, especialmente si tiene alguna enfermedad o si no la ha practicado antes.

La practica de actividad física previene o demora la aparición de diabetes, problemas cardiovasculares y las fracturas. También puede disminuir el dolor en el caso de la artritis, mejora los estados de ansiedad y la depresión.

El ejercicio físico también contribuye a que las personas mayores sean independientes.

4 tipos de ejercicios que las personas mayores necesitan:

  1. Ejercicios de resistencia y aeróbicos, como caminar, nadar, subir escaleras o andar en bicicleta, que desarrollan firmeza y mejoran la salud del corazón y el sistema circulatorio. Son aconsejables para prevenir enfermedades cardíacas y osteoporosis.
  2. Actividades de fortalecimiento, que reducen la pérdida de masa muscular por el envejecimiento. Algunos de los ejercicios que se pueden hacer son levantar brazos y flexión de hombros, ejercicios de bíceps, elevación de piernas hacia los lados, y el taichi, entre otros.
  3. Ejercicios de estiramiento y flexibilidad: para estirar los músculos y mantener el cuerpo ágil y flexible. La práctica del yoga es una actividad muy recomendada.
  4. Ejercicios de esfuerzo y equilibrio, que contribuyen a prevenir las caídas y le permitirán mantener la autonomía más tiempo. Son ejemplos de ejercicios: la flexión plantar, de rodilla y cadera ayudándose de una silla. En su casa, siga una línea imaginaria y camine por ella manteniendo el equilibrio.

La combinación de distintos ejercicios le ayudará a prevenir y mejorar las enfermedades crónicas, señalan desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

Encontrar un programa adecuado para cada persona redunda en enormes beneficios. La práctica de ejercicio físico de forma habitual aumenta los años de vida activa, con calidad y autonomía.

El tiempo recomendado para practicar ejercicio oscila entre 30 ó 45 minutos, 3 ó 4 veces a la semana.

¿Quiénes pueden hacer ejercicio?

Prácticamente todas las personas pueden realizar algún tipo de ejercicio, aunque la consulta a su médico de familia antes de iniciar un programa es recomendable. También le puede pedir ayuda para una tabla de ejercicios.

Para mSoluciona mejorar la calidad de vida de los mayores es uno de nuestros principales objetivos, por ello le recomendamos que siga un programa adaptado donde se combinen los 4 ejercicios físicos. ¡No hay excusa!