/, Particulares/¿Cuándo contratar una interna? La respuesta definitiva

¿Cuándo contratar una interna? La respuesta definitiva

¿Cuándo contratar una interna? Seguro que, si estás leyendo esto, te habrás hecho la pregunta más de una y dos veces. Pues bien, todavía hay mucha gente que piensa que tener una interna trabajando en casa es un lujo. Sin embargo, para la mayoría, es una necesidad.

La diferencia principal entre contratar a una empleada de hogar por horas y una interna, es básicamente el tiempo que dedicará a nuestro servicio. La interna es una trabajadora que se alojará en nuestra casa, aunque tenga sus horas de descanso reglamentarias, mientras que la empleada de hogar por horas, permanecerá en el domicilio el horario contratado.

Hay ocasiones relevantes en las que contratar una interna, como estas que te enumeramos a continuación:

  • Personas mayores que no se valgan por sí mismas y necesiten supervisión o ayuda para realizar las actividades cotidianas, como las labores domésticas, el aseo personal, las compras necesarias, la comida…
  • Personas dependientes que necesiten ayuda personal para su vida diaria. Labores como la movilización, aseo, actividades normales de la jornada, etc.
  • Familias con hijos cuyos progenitores trabajen y no puedan atenderlos a determinadas horas. En este caso, el apego con la interna se suele producir antes que con una empleada de hogar por horas, pues al fin y al cabo, los niños conviven con ella.
  • Personas que no tengan tiempo de llevar la casa, ya sea por trabajo, por viajes… La empleada de hogar interna será la encargada de organizar la casa (siempre bajo nuestras instrucciones), de la compra, de la limpieza, plancha, mascotas, etc.

Hace tiempo, te mostramos los beneficios que conlleva tener una interna en casa, tanto para la familia, como para la trabajadora. Y es que, mientras nosotros tenemos un apoyo fundamental con su ayuda, ella también dispondrá de una “familia” no sólo a la que atender, sino de la que disfrutar, siempre y cuando las condiciones laborales sean las debidas y el trato entre todos sea bueno.

Pero otra de las ventajas que no podemos pasar por alto, es la hora del salario, que a la larga compensa mucho más, ya que el servicio resulta más económico. Pero no sólo eso, cuando en casa hay personas mayores o niños, ganamos en tranquilidad sabiendo que hay alguien al cargo.

Así que, si nunca te habías planteado contratarla, aquí tienes una buena serie de motivos para hacerlo. ¿Lo mejor? Acudir a una empresa de ayuda a domicilio, ya que velará por los intereses de ambos y te proporcionará un perfil profesional y adecuado.

En este sentido, en mSoluciona contamos con el servicio de internas, y disponemos de personal altamente cualificado, contrastado y con experiencia previa, para garantizar así tu tranquilidad.

Para nosotros, tu confianza es lo más importante, y no queremos perderla. Por este motivo, te animamos a que nos pidas presupuesto sin compromiso a la hora de contratar una interna para cualquier punto de Valladolid, Santander, León o Madrid.


 

También te puede interesar: Las 5 cualidades que debe tener una empleada de hogar buena o Por qué delegar las tareas domésticas en una empleada de hogar

Por | 2016-10-25T12:30:40+02:00 octubre 25th, 2016|Categorías: Internas, Particulares|Sin comentarios

Deja tu comentario