¿Quieres conocer todos los beneficios del ajo para tu salud? Seguro que sí, porque el ajo es uno de los alimentos más utilizados en la cocina española y la dieta mediterránea. Y es que, adereza los platos de carne, pescado, pasta… 

Sin embargo, no sólo es su sabor el que nos conquista, sino sus múltiples virtudes para nuestro organismo, entre las cuales destacan las que te señalamos a continuación:

  1. Es un potente antiinflamatorio natural. La naturaleza lo confirma y es un estupendo remedio para las inflamaciones en cualquier parte del cuerpo, especialmente en las articulaciones. Lo ideal es dar un ligero masaje con aceite de ajo.
  2. Fortalece el sistema inmunitario. Es un remedio natural más que importante en este sentido, ya que lucha contra virus, bacterias, infecciones y hongos. Además, está demostrado que es efectivo ante las células tumorales. Es más, se ha demostrado que aquellos que consumen ajo, frutas y verduras de manera asidua, tienen una 35% menos de riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.
  3. Gran aliado de la salud cardiovascular. Mientras se sigue investigando si es bueno para bajar los niveles de colesterol de forma natural, está demostrado su función en lo referente a la presión arterial y las arterias. Los expertos recomiendan consumir 4 gr. de manera diaria para disminuir considerablemente el riesgo de enfermedad coronaria.
  4. Fortalece y cuida el pelo y la piel. En cuanto al cuidado de la piel, tiene una acción muy fuerte contra el acné, por lo que resulta ideal frotar un diente de ajo por las marcas que deja (siempre teniendo en cuenta que puede provocar un ligero ardor en la piel). Por su parte, también ayuda al fortalecimiento del cabello, dándole un aspecto más sano.
  5. Protección frente a la comida. Como ya hemos comentado anteriormente, el ajo tiene poder antibacteriano, lo cual protegerá a los alimentos frente a bacterias como la ‘Salmonella’ o el ‘E. coli’. Sin embargo, y esto es muy importante, no debemos descuidar por ello la higiene de los alimentos.

Sobre su consumo, puede tomarse tanto crudo como cocinado. Eso sí, siempre que no sea hecho a más de 60º, puesto que se pierde la alicina. Este alimento es bueno siempre que no se tome en exceso, pues en este caso, podría provocar malestar, dolor de estómago debido a una mala digestión, diarrea, mal aliento u olor corporal.

Ahora que conoces todos los beneficios del ajo, sólo te queda meterlo en tu dieta de manera habitual, seguro que notas pronto sus ventajas.

También te puede interesar: Hipertensión: Cómo bajarla con remedios naturales o Alimentos para prevenir la anemia: ¿Cuáles son?